lunes, 13 de noviembre de 2017

Con todas las letras




   "Había una vez un gato que no se movía porque se asustó de una cigüeña que tocaba el saxofón, así que llamó a su dueña que estaba pelando un kiwi a la vez que batía unas yemas de huevo mientras bailaba una jota".
(Marta García Hurtado).

   "Jovencito emponzoñado de whisky, ¡qué mala figura exhibes!".
(Laura Gallego Gómez-Valadés).

   "El jefe buscó el éxtasis en un imprevisto baño de whisky y gozó como un duque".
(Blanca Domínguez Prieto).

   “El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi, mientras la cigüeña tocaba el saxofón detrás del palenque de paja”.
(Juan Astillero Mocillo).

   “Al niño le gustaba cenar un exquisito sandwich de jamón serrano y zumo de piña en un vaso redondo y un cuarto de kilo de uvas frías”.
       (María Custodio Oliva).

   "Mi hermano nos confesó excitado pero vocalizando que añoraba beber whisky junto a Gabriela, su difunta esposa"
   (Ignacio Cano Mora)

   "Era invierno, soplaba el viento, rompía el silencio el ruido de la campana. En la calle ondeaban las banderas de España y Extremadura. Era el concurso de mascotas. Iban por un pasillo cuando Carlos dijo: "Aitor, tu gato se escapa". Pero cuando empezó a correr ya no servía para nada.

(Javier Lara Dávila)


No hay comentarios:

Publicar un comentario